viernes, 16 de enero de 2009

[En otras palabras] Nocturno eterno

Hoy no tengo sino sombras de palabras, y el instante que se escurre entre mis dedos. Quizá mañana las cosas serán distintas, si es que termina de pasar la noche....

NOCTURNO ETERNO

Cuando los hombres alzan los hombros y pasan
o cuando dejan caer sus nombres
hasta que la sombra se asombra

cuando un polvo más fino aún que el humo
se adhiere a los cristales de la voz
y a la piel de los rostros y las cosas

cuando los ojos cierran sus ventanas
al rayo del sol pródigo y prefieren
la ceguera al perdón y el silencio al sollozo

cuando la vida o lo que así llamamos inútilmente
y que no llega sino con un nombre innombrable
se desnuda para saltar al lecho
y ahogarse en el alcohol o quemarse en la nieve

cuando la vi cuando la vid cuando la vida
quiere entregarse cobardemente y a oscuras
sin decirnos siquiera el precio de su nombre

cuando en la soledad de un cielo muerto
brillan unas estrellas olvidadas
y es tan grande el silencio del silencio
que de pronto quisiéramos que hablara

o cuando de una boca que no existe
sale un grito inaudito
que nos echa a la cara su luz viva
y se apaga y nos deja una ciega sordera

o cuando todo ha muerto
tan dura y lentamente que da miedo
alzar la voz y preguntar "quién vive"

dudo si responder
a la muda pregunta con un grito
por temor de saber que ya no existo

porque acaso la voz tampoco vive
sino como un recuerdo en la garganta
y no es la noche sino la ceguera
lo que llena de sombra nuestros ojos

y porque acaso el grito es la presencia
de una palabra antigua
opaca y muda que de pronto grita

porque vida silencio piel y boca
y soledad recuerdo cielo y humo
nada son sino sombras de palabras
que nos salen al paso de la noche

Xavier Villaurrutia

4 comentarios:

Wuwei dijo...

La noche es más oscura justo antes del amanercer.


"En la noche dichosa,

en secreto que nadie me veía

ni yo miraba cosa

sin otra luz y guía

sino la que en el corazón ardía.

Aquesta me guiaba

más cierto que la luz de mediodía

adonde me esperaba

quien yo bien me sabía

en parte donde nadie parecía."

:i)

Juan Antonio dijo...

A veces la noche es una agonía sin norte ni reposo. A veces la noche se hace eterna en su estertor indescifrable.

Besos, querida amiga. Hoy tus palabras me dejan desasosegado. Por primera vez.

Ana dijo...

La noche, guardiana de secretos y misterios, aterradora y hermosa, así como la vida de los seres humanos.
Te dejo la dirección de un blog, tal vez puedes visitarlo, y afiliarmnos, si te interesa. Es despuesdeasturias.wordpress.com , si te pasas te agradecería que antes leyeras lo que dice en la sección de "bienvenidos".

Sibila dijo...

Gracias, Wuwei, necesitaba leer algo así... sólo espero poder recordarlo en momentos como éste. La luz está ahí, esperando, y llegará el alba, lo sé. Sólo tengo que encontrar las fuerzas para no dejar de avanzar.

Juan Antonio, espero que tu desasosiego se haya calmado, en todo caso, tu interés en mis malos momentos me honra. A veces la noche se hace eterna, sí, pero no puedo olvidar que las horas más oscuras siempre pasan.

Ana, gracias por tu propuesta, el blog es muy interesante, tantas voces tan distintas, pero todas tan reveladoras... gracias por descubrírmelo.

Un saludo a los tres, muchas gracias por vuestro apoyo, aquí seguiré, tanteando el camino hacia el amanecer.