viernes, 14 de noviembre de 2008

[En otras palabras] Leer, leer, leer, vivir la vida...

Porque hay cosas que sólo se pueden vivir a través de los ojos de otros...

Leer, leer, leer, vivir la vida
que otros soñaron.
Leer, leer, leer, el alma olvida
las cosas que pasaron.
Se quedan las que quedan, las ficciones,
las flores de la pluma,
las solas, las humanas creaciones,
el poso de la espuma.
Leer, leer, leer; ¿seré lectura
mañana también yo?
¿Seré mi creador, mi criatura,
seré lo que pasó?

Miguel de Unamuno

2 comentarios:

Juan Antonio dijo...

El drama del (supuesto) creador y el (supuesto) personaje. El drama de la existencia.

Da que pensar. Has leído "Niebla"? Es tal vez donde mejor recoge ese antagonismo existencial.

Besos, querida amiga.

Sibila dijo...

Sí, he leído Niebla. Me gustó bastante, aunque esa dicotomía me la enseñó Michael Ende mucho antes.
Y la verdad es que hay veces que me siento un personaje, pero hay que reconocer que, si es así, mi autor tiene una imaginación francamante increíble y un sentido del humor bastante peculiar. ;)