lunes, 3 de marzo de 2008

Deshielo

Las estaciones del año no son estrictas. Un verano no es igual a otro verano, ni un invierno idéntico a otro invierno. Las flores no brotan y se abren de repente el 21 de marzo, como en las historietas de Zipi y Zape. La primavera llega despacio, insidiosa, cada persona marcando en un reloj diferente. Hay quien en un día como hoy sale a la calle con abrigo y bufanda, y hay quien, quizá sin darse cuenta, ya ha aligerado su vestuario, sintiendo acercarse un calor que aún no es más que una promesa.

Huelo el deshielo en el aire. Lo siento subir desde las plantas de mis pies. Noto la circulación de la sangre levemente acelerada. Aún no es primavera, pero la certeza de su proximidad ya está aquí. La percibo como si fuera parte de mí. Al respirar, al caminar, al mirar al cielo.

Ayer me golpeó la tormenta. Con furia, con saña, de manera totalmente inesperada. El frío calando hasta los huesos, el viento cortándome el aliento, la lluvia golpeando como agujas, helándome la mitad de la cara hasta que cerrar el ojo izquierdo era una especie de guiño incompleto a cámara lenta. Pero seguí andando, seguí subiendo, y al final pasó. La lluvia cesó, el viento amainó, incluso la temperatura pareció subir. Las nubes siguieron de largo y vi el brillo de la nieve sobre las rocas negras.

Después, simplemente, deshice lo andado y bajé la montaña. Dejé tras de mí, rojo intenso destacando sobre la nieve, una flor diminuta. Me llevé mucho más de lo que fui a buscar. Traje conmigo el deshielo.

2 comentarios:

Tanakil dijo...

Ayer estábamos a unos 23 grados., con sol, hoy hemos bajado a 15 y dicen que bajaremos más. Nos alcanzará mañana una ola de viento polar, ¡ayssss! ¡Qué suerte tenéis en estos momentos los de Canarias! Esperemos que no me coja el temporal justo cuando tengo que salir.
Saludos,
Tanakil.

Sibila dijo...

En realidad no tenemos tanta suerte... las previsiones para estos días tampoco son muy buenas, y el cielo anda encapotado. Pero ahora es como si me bastase con mirar al cielo para ver el sol detrás de las nubes. Es una sensación extraña, pero muy reconfortante. :D

Espero que no tengáis muchos problemas con el frío. No sé ahí, pero aquí últimamente declaran alertas muy deprisa, más que nada porque es más barato que preparar las infraestructuras, pero da la impresión de que han hecho algo... ah... al menos avisaron.