lunes, 22 de octubre de 2007

[Recetas] Vino caliente con especias

Las bebidas cumplen un importante papel en la mayoría de los rituales paganos. Al fin y al cabo, nuestros Dioses nos conminan a comer, beber, bailar y disfrutar de la vida y todos los dones que nos han concedido. Normalmente, en las reuniones y rituales se bebe cerveza, sidra o vino, pero, cuando se va acercando el invierno, lo que realmente apetece es tomar algo caliente, y se suele optar por el té, o en algunos casos café. Pero hay otras opciones que, aunque la mayoría no nos lo hayamos planteado, quizá sean más adecuadas para una celebración religiosa.

En otros países de Europa hay tradición de tomar vino caliente con especias. Existen múltiples recetas, e infinitas variaciones. Yo suelo usar dos, una que es de elaboración propia sobre la base de otra citada en un libro, y otra que me dieron, el Vin Brulé, que, por lo que sé, es típico de la época navideña.

Me gustaría compartirlas con vosotros, para que estas noches que se alargan sean un poco menos frías.

Vin Brulé

  • 1 litro de vino tinto
  • 200 militros de agua
  • 100 gramos de azúcar
  • Piel de naranja
  • De 8 a 10 clavos de olor
  • 1 rama de canela

Se pone a hervir el agua con todos los ingredientes excepto el vino, y cuando se haya reducido aproximadamente a la mitad, se le añade el vino, se calienta, se cuela y se sirve.

Vino caliente con especias

  • 1 litro de vino tinto
  • Miel (la cantidad depende de lo dulce que lo quieras)
  • De 5 a 7 clavos de olor
  • Un trozo de raíz de jengibre (puede ser seco, pero mejor fresco)

Se calienta el vino con todos los ingredientes excepto la miel hasta que hierva, luego se añade la miel, se remueve hasta que se disuelva, se cuela y se sirve. Si alguien lo desea, puede añadir más miel en su vaso mientras el vino aún esté caliente.


Por supuesto, podéis añadir otras especias: cardamomo, anís, canela, nuez moscada, cáscara de limón… y variar los ingredientes a vuestro gusto, hasta que encontréis la combinación que prefiráis.

¡Que aproveche!

4 comentarios:

Isa dijo...

Gracias por la receta. Con el frío que hace ahora, estoy deseando estrenarla con mosto. La practicaré un poco con mosto para hacerla con vino estas Navidades.

Y de hecho... creo que me voy a hacer un remix propio. Me gusta la preparación del Vin brulé, pero mi vena golosa me pide la miel y la canela... Probaré los dos, pero creo que haré un intento de Vin Brulé con miel y algo de limón. Total, en la cocina aprendes a base de echar a perder XD. Espero hacerlo bien para cuando llegue fin de año, y así sorprender a la familia. Será un regalo bonito, y así luchamos contra la orgía consumista navideña.

Sibila dijo...

Sí, será un regalo muy bonito, de lo más tradicional. Y este año que hace tanto frío, seguro que sienta genial.
Combina lo que quieras, hasta que des con el sabor que más te guste, y luego me cuentas qué tal. :D

nuria hastings dijo...

ME GUSTA REUNIR A MUCHOS AMIGOS EN CASA EN CUALQUIER EPOCA DEL AÑO Y AHORA EN NAVIDAD ME APETECIA PROVAR ALGO NUEVO, LAS 2 RECETAS SE PARECEN MUCHO A LA QUE HACIA UNA AMIGA SUECA, ELLA HERVIA EL VINO CON AGUA, TAMBIEN LE PONIA LAS MISMAS ESPECIAS.
YA CONTARE COMO HA SALIDO Y SI LO HE PERSONALIZADO.

MUCHAS FELICIDADES

Sibila dijo...

Gracias por comentar, Nuria, espero que a tus amigos les guste el vino y paséis unas buenas fiestas. ¡Felicidades!

Un saludo. :)