miércoles, 10 de junio de 2009

Dorado como el sol

En momentos como éste, es fácil comprender por qué el trigo es uno de los más antiguos símbolos del Dios. Hay tanto que reflexionar sobre el significado de la siega a lo largo del tiempo y las diferentes culturas...

El segador, el grano, la semilla... el poder, el sacrificio, la muerte que da lugar a la vida. Todo ahí afuera, reflejado en el color del trigo.

3 comentarios:

Ayalen dijo...

Me ha gustado mucho tu blog, Sybila. Siempre da gusto encontrar a personas que vibran con lo ancestral.
Respecto a tu post... soy una fanática de los campos de trigo, aunque solo he visto uno una sola vez, nunca olvidaré esa experiencia. Graciosamente ese campo de trigo fue mi primera conexión con la Diosa, porque sentí en mi interior que los trigos eran como sus cabellos.

Te dejo un gran abrazo!

Sibila dijo...

Me alegra que te haya gustado, pásate por aquí siempre que quieras. :)

El trigo tiene múltiples simbologías, no es vano ha sido uno de los alimentos más básicos a lo largo de la historia europea. Hermosa imagen la de los cabellos de la Diosa, por cierto.

Un saludo.

Tanakil dijo...

Los campos de trigo me recuerdan al pueblo de mi abuelo... :-)
Un saludo,
Tanakil.