lunes, 4 de mayo de 2009

Ofrenda floral


Tejiendo vidas, experiencias y conocimientos diferentes, convirtiendo la diversidad en aprendizaje.

Ver, conocer, aprender, vivir... La ofrenda de este Beltane no está tanto en las flores silvestres, como en lo que representan. El color de la vida se encuentra muchas veces donde no lo esperas.


Fotos tomadas en la explanada de la ermita de San Mauro en Puntagorda, La Palma, el 30 de abril

2 comentarios:

Juan Antonio dijo...

Esos rituales... No invitas a los amigos, jum.

Besitos, preciosa.

Sibila dijo...

Invitar, invito, pero a todo el mundo le pilla lejos.
Ya estarán mejor las cosas y se podrá hacer uno con invitados y banquete. :P