viernes, 8 de mayo de 2009

[En otras palabras] Éxtasis

Basta con mirar afuera para que mi corazón se aligere, para recordar que merecen la pena el esfuerzo, el pesar y el tiempo. Basta con mirar afuera para que me invada la alegría.

ÉXTASIS

Cada rosa gentil ayer nacida,
cada aurora que apunta entre sonrojos,
dejan mi alma en el éxtasis sumida...
¡Nunca se cansan de mirar mis ojos
el perpetuo milagro de la vida!

Años ha que contemplo las estrellas
en las diáfanas noches españolas
y las encuentro cada vez mas bellas.
Años ha que en el mar, conmigo a solas,
de las olas escucho las querellas,
y aun me pasma el prodigio de las olas!

Cada vez hallo la Naturaleza
más sobrenatural, más pura y santa,
Para mí, en rededor, todo es belleza;
y con la misma plenitud me encanta
la boca de la madre cuando reza
que la boca del niño cuando canta.

Quiero ser inmortal, con sed intensa,
porque es maravilloso el panorama
con que nos brinda la creación inmensa;
porque cada lucero me reclama,
diciéndome, al brillar: «Aquí se piensa,
también aquí se lucha, aquí se ama».

Amado Nervo

3 comentarios:

Darkrosalina dijo...

**¡Nunca se cansan de mirar mis ojos el perpetuo milagro de la vida!**

!Que bonito, Sibila! Un gran verdad dicha de una forma muy hermosa, sobre todo para quienes respetan la vida en todas sus formas. Gaia tiene mucho que enseñar a aquellos dispuestos a mirar con curiosidad, pues nuestra misma vista es un milagro mirando a otro.

Wuwei dijo...

Esa alegría, querida amiga, indica que ese "mirar afuera" te ha conducido de regreso a tí.
Lo propio de la Vida es la alegría. ¡Qué lástima que muchas veces la perdamos o no tengamos ojos para verla!
Me alegra saber que tu ojo está despierto.

:o)))

Sibila dijo...

Gracias a ambos por vuestras palabras. Poder compartirlas también es un pequeño milagro que la vida nos otorga. :D

Un saludo.