miércoles, 23 de diciembre de 2009

[Noticias] Una botella de bruja del siglo XVII




Las "botellas de bruja" son el centro de una práctica mágica antigua y bien documentada, consistente en rellenar un recipiente con objetos punzantes o cortantes, añadir la propia orina y enterrar dicho recipiente, para protegerse de maleficios o malas intenciones.

Me he enterado hoy de que hace uno meses fue encontrado, en el barrio londinense de Greenwich, uno de estos objetos datado en el siglo XVII, el mejor conservado hasta la fecha, con su tapón intacto, lo que, tras los análisis de un grupo de expertos de la Greenwich Foundation publicados en la revista British Archaelogy, ha permitido por primera vez conocer su contenido y demostrar que los datos que tenemos de esta costumbre son bastante fieles a la realidad de la práctica en la Edad Moderna.

La botella estaba enterrada boca abajo, mide 23 centímetros de alto, está esmaltada, y tiene impreso el rostro del cardenal italiano Roberto Belarmino (lo que indica que se trata de un recipiente reutilizado que fue fabricado en los Países Bajos, donde estas "botellas Belarmino", destinadas a vino o cerveza, eran bastante comunes). Los análisis químicos del contenido (realizados por el experto Alan Massey), muestran que está llena hasta la mitad de orina humana con alto contenido en nicotina, lo que revela que su propietario era fumador, y contiene además azufre, doce clavos de hierro, ocho alfileres, cabello humano y uñas recortadas, y un trozo de tela o cuero en forma de corazón.

Sin duda una sorprendente ventana hacia el pasado que nos enseña cómo, a pesar de los cambios que ha habido en las costumbres y las creencias, hay cosas cuyo simbolismo está tan enraizado en la mente y la vida humana que nos hablan a través del tiempo, tanto entonces como ahora.


Fuentes y más información:

"La botella que sirvió para conjurar maleficios", en el nº 72 de la revista Historia National Geographic (de donde también saqué la imagen)
Noticia en el sitio de Pagan Federation International España

4 comentarios:

Tanakil dijo...

¡Cuánto tiempo!
Pues una de esas botellas, si no recuerdo mal, sale en el libro "Esposa hechicera" de Fritz Leiber.
¡¡Felices Fiestas!!
Tanakil.

Violeta dijo...

Fascinante

Aprendiz errante dijo...

Muy interesante.

Sibila dijo...

¡Cuánto tiempo, Tanakil!. Me alegro de verte, a ver si mi vida se va recolocando y vuelvo a los lugares familiares, como tu blog. ^^
Me alegro que os haya gustado, a mí me resultó de lo más revelador.

Un saludo.